"Postura de España ante la lucha en contra del yihadismo"

Postura de España ante la lucha en contra del yihadismo

El ministro de Asuntos Exteriores, José García-Margallo, expresó la postura de España sobre la lucha contra del yihadismo y el conflicto en el Medio Oriente.

YIhadista en un avión
España considera necesario el diálogo y la intervención militar para solucionar la lucha en contra de los yihadistas. (Foto: Twitter)

España  busca colaborar con la lucha en contra del yihadismo. El país ibérico considera que debe de utilizarse el diálogo además de la intervención militar.

El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, reclamó diplomacia y diálogo político, además de la respuesta militar, para hacer frente a la amenaza del yihadismo. Además, recalcó el compromiso de España en contribuir a esta lucha contra una amenaza grave e inédita.

España, actual miembro del Consejo de Seguridad de la ONU en el bienio 2015-2016, está dispuesta a asumir su responsabilidad para caminar hacia la estabilidad y la paz en Oriente Próximo, según indicó García-Margallo ante la comisión de Asuntos Exteriores del Senado español para informar de la situación en Libia. El jefe de la diplomacia española señaló que España, en su condición de frontera sur de Europa, es un interlocutor de privilegio en toda la región gracias a su experiencia durante la transición y por su relación milenaria con el mundo árabe.

Sobre la situación en Irak, expresó el apoyo de España a un Gobierno inclusivo y su respaldo a la consolidación del proceso de reformas. Respecto a Siria, señaló que la oposición moderada es un pilar fundamental para promover la transición en el país, cuyo gran desafío es su “fragmentación”, y recordó las reuniones que las diferentes facciones de la oposición moderada de este país ha mantenido en España en los últimos meses.

También se refirió al conflicto árabe-israelí al afirmar que el reconocimiento del Estado palestino deberá producirse como resultado de las negociaciones entre las partes y de acuerdo con las posiciones de los gobiernos aliados y amigos de la Unión Europea.