"Fiscalía advierte que investigará las acciones del Gobierno catalán"

Fiscalía advierte que investigará las acciones del Gobierno catalán

La Fiscalía ha advertido que investigará lo que realice el Gobierno catalán luego de que el Tribunal Constitucional aceptara la impugnación del Gobierno español

Eduardo Torres-Dulce y Artur Mas
La Fiscalía de España ha advertido al Gobierno catalán que analizará sus acciones para determinar si está cometiendo actos ilegales. (Foto: Twitter)

El Ministerio Fiscal de España ha advertido que investigará todo lo que ha realizado el Gobierno catalán después de que el Tribunal Constitucional aceptara la impugnación del Gobierno español.

Eduardo Torres-Dulce,  fiscal general del Estado, ha advertido que en caso de incurrirse en un hecho delictivo con relación a la consulta independentista en Cataluña se actuará en consecuencia. En sus declaraciones, realizadas en el Congreso de los Diputados, indicó que se examinan cuidadosamente cada uno de los actos que se producen a partir de que el Tribunal Supremo suspendió la Ley de Consultas y el decreto de convocatoria de consulta.

El Gobierno de Cataluña convocó el pasado 27 de septiembre a una consulta independentista, respaldada en la Ley local de Consultas que recientemente había aprobado, para el próximo 9 de noviembre. Sin embargo, el Gobierno español presentó una impugnación a la ley catalana por lo que el Tribunal Constitucional suspendió el referéndum de manera temporal.

El fiscal refirió que tras esa medida de la instancia constitucional se revisan las actuaciones, principalmente después de que el gobierno de Cataluña aseguró que se mantiene la consulta. “Con la máxima imparcial, el máximo rigor jurídico, examinamos acto por acto de todo ese proceso catalán, en el contexto de la proyección del Tribunal Constitucional, en los niveles de la Generalitat, los ayuntamientos y también la sociedad civil”, recalcó Torres-Dulce.

La Abogacía General del Estado presentó este lunes un recurso de impugnación a la decisión de la Generalitat de Cataluña de decretar la creación de una Comisión de Control de la Consulta -que sería el ente encargado de velar por la realización de la consulta popular- una vez que el proceso estaba suspendido por el Tribunal Constitucional.

La convocatoria del gobierno español es para unos 4.5 millones de ciudadanos, a los que va a preguntar si quiere que Cataluña sea un Estado independiente respecto de España.