"Discurso de Felipe VI durante la XXIX Cumbre Iberoamericana, 8 de diciembre de 2014"

Discurso de Felipe VI durante la XXIX Cumbre Iberoamericana, 8 de diciembre de 2014

Resumen del discurso que realizó el rey Felipe VI durante su presentación en la XXIX Cumbre Iberoamericana, que comenzó en México el 8 de diciembre de 2014.

Felipe VI en XXIX Cumbre Iberoamericana
Resumen del discurso que realizó Felipe VI en la Felipe VI en XXIX Cumbre Iberoamericana. (Foto: Twitter)

El 8 de diciembre de 2014 el rey Felipe VI realizó un discurso durante la XXIX Cumbre Iberoamericana.

El rey Felipe VI convocó a la Comunidad Iberoamericana a hacer historia aprovechando su potencia cultural porque su impacto transformador, dijo, puede contribuir a la mejora general de un mundo que exige aumentar los esfuerzos y dar respuestas colectivas. En esta apuesta por la capacidad de cambio a través de la cultura de culturas, que según su definición supone la esencia de la comunidad iberoamericana; centró su discurso en el encuentro.

La cita cultural sirvió al jefe del Estado español para hacer valer la importancia de la cooperación entre las naciones de Iberoamérica de cara a los retos de futuro, pero siempre respetando su diversidad, de la que se dio buena muestra en el evento, celebrado en el Teatro de la Reforma de la ciudad costera de Veracruz. El rey destacó el sistema institucional que tienen las naciones iberoamericanas, articulado a través de cumbres como la que hoy arranca en Veracruz, ya que proporcionan un ámbito de encuentro donde compartir experiencias, intercambiar visiones y proyectarnos al mundo.

Para el monarca español, la mejor palanca que tenemos para hacerlo es esta cultura que compartimos, hecha de valores humanos como la tolerancia y la solidaridad por los demás. Porque Felipe VI está convencido de que si trabajamos por afianzar y enriquecer nuestra potencia cultural “sirviéndose de ella para multiplicar el beneficio social y económico“, dando mayor movilidad a estudiantes, creadores, científicos y empresarios, la aportación de Iberoamérica será “histórica” y podrá cambiar el mundo.