"Consulta soberanista podría ser impugnada por el Gobierno de España"

Consulta soberanista podría ser impugnada por el Gobierno de España

El Gobierno de España ha anunciado que estudiará impugnar la consulta soberanista que pretende llevar a cabo el presidente de Cataluña en dicha región autónoma.

Soraya Sáenz de Santamaría
Soraya Sáenz de Santamaría anunció que el Gobierno de España estudia la impugnación de la consulta soberanista. (Foto: Twitter)

El Gobierno de España se plantea presentar un recurso para impugnar la consulta soberanista de carácter informal.

La consulta soberanista que quiere llevar a cabo el Ejecutivo de la región de Cataluña podría ser impugnada, según confirmó hoy la vicepresidenta del Gabinete central, Soraya Sáenz de Santamaría. Quien además aseguró que ha encargado a los servicios jurídicos del Estado un informe sobre la convocatoria que desea realizar el presidente regional Artur Mas.

Mas quiere impulsar ese proceso de participación ciudadana después de que su proyecto inicial de consulta fuera recurrido por el Gobierno central ante el Tribunal Constitucional. La institución jurídica admitió el trámite, lo que conllevó a la suspensión cautelar del referéndum. En ese contexto, Mas quiere una nueva consulta de carácter informal que cuenta con una numerosa participación aunque no tenga validez legal. El objetivo es hacer ver al Gobierno central el deseo de los catalanes de pronunciarse sobre la eventual soberanía de su territorio.

Sin embargo, Soraya Sáenz de Santamaría afirmó que se estudiará la impugnación de este nuevo proceso que calificó de “antidemocrático“. “Todo parece apuntar que la Generalitat pretende sustituir un proceso que a nuestro juicio era ilegal -y por eso lo recurrimos al Tribunal Constitucional- por otro todavía más antidemocrático“, dijo vicepresidenta. Además subrayó que la consulta alternativa informal que promueve el Ejecutivo regional catalán no tiene “ningún tipo de garantías democráticas”.

Recordó que no hay censo previo, que los promotores de la consulta son quienes la organizarán, quienes reunirán las mesas, quienes controlarán la votación, harán el recuento y proclamarán los resultados. Por su parte, medio centenar de asociaciones favorables a la consulta acordaron trabajar de modo unitario para que la consulta del 9N dé lugar a una gran movilización.