"Recomendación de la Comisión Europea ante la crisis económica en España, octubre 2014"

Recomendación de la Comisión Europea ante la crisis económica en España, octubre 2014

La Comisión Europea presentó su informe trimestral sobre la situación económica del continente. En dicho documento realiza recomendaciones para España.

Comisión Europea recomienda sobre deuda de España
La Comisión Europea ha realizado recomendaciones para que España disminuya su deuda. (Foto: Twitter)

La Comisión Europea (CE) ha publicado un informe en el que recomienda reducir el nivel de sus deudas en al menos 30 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a los países europeos más vulnerables a la crisis las empresas privadas y los hogares necesitan, entre los que se encuentra España.

“Las necesidades estimadas de desendeudamiento del sector privado podrían superar el 30 por del PIB en países vulnerables como Grecia, Chipre, España o Irlanda, y más bajas pero significativas en Eslovenia”, indicó el análisis trimestral de la situación económica de la zona euro. Aunque constató que el desendeudamiento está en curso en muchos países, el documento señaló que aún queda un largo camino por delante, dada la magnitud del aumento de la deuda entre 2000 y 2008, durante el auge de la crisis.

CE aconsejó a los socios de la unión monetaria tomar medidas adicionales para impulsar el crecimiento y restaurar los niveles normales de inflación con el fin de suavizar el proceso de ajuste y reducir sus posibles impactos económico y social. Dichas medidas deben estar acompañadas de políticas que fortalezcan los balances bancarios y mejoren el funcionamiento de los marcos de insolvencia. Los expertos europeos también advirtieron de los riesgos que ocasionaría a la actividad económica un ajuste rápido, mediante un pago activo de la deuda a corto o medio plazo.

Según el reporte, Alemania es el único país de la zona del euro cuya deuda de las compañías privadas y de los hogares no supera el umbral considerado sostenible. Por su parte, Holanda está considerada como un caso límite, ya que la necesidad de desendeudamiento afecta únicamente a los hogares, aunque a un nivel elevado de 20 por ciento del PIB.