"¿En qué afectaría el corte de gas ruso a España?"

¿En qué afectaría el corte de gas ruso a España?

Lee aquí cómo podría afectar en España la posible interrupción del gas ruso a la Unión Europea. Rusia busca presionar a Ucrania para que pague una deuda.

Fuente de suministro de gas
Rusia ha amenazado con interrumpir el suministro de gas a Europa, entérate cómo podría afectar a España esta situación. (Foto: Twitter)

La posible interrupción del suministro de gas ruso a la Unión Europea (UE) podría tener un efecto negativo en el continente, ¿cómo afectaría a España?

 De acuerdo con un informe realizado por la Comisión Europea (CE) la interrupción tendría un impacto sustancial en los países de la mancomunidad durante el próximo invierno. Esta conclusión se basa en pruebas aplicadas por sus 28 países miembros y otros 10 vecinos analizando diferentes escenarios. Finlandia, Estonia, Macedonia, Bosnia Herzegovina y Serbia dejarían de recibir al menos 60 por ciento del gas que necesitan, lo que pondría a sus hogares en situación de riesgo. La penuria también afectaría en particular a Estonia, Letonia, Lituania, Bulgaria, Grecia, Rumanía, Hungría y Croacia.

España y Portugal, que importan gas de Noruega y del norte de África, no se verían perjudicados. Aunque tampoco podrían ayudar a sus socios debido a su aislamiento energético, afirmó el Ejecutivo europeo.

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, sostuvo que la gravedad de la situación puede ser minimizada con la cooperación transfronteriza. “Si los países trabajan juntos, en lugar de adoptar medidas puramente nacionales, menos consumidores quedarán sin gas. En ese escenario, ningún hogar pasará frío durante este invierno”, afirmó.

La UE importa actualmente 53 por ciento de la energía que consume, una proporción que llega a 66 por ciento en el caso del gas y a casi 90 por ciento en el del petróleo. Cerca de 48 por ciento de la energía consumida en la mancomunidad es empleada en la calefacción de los hogares.

Las autoridades europeas esperan que la reunión entre Moscú y Kiev prevista para el próximo martes en Bruselas resulte en un acuerdo que ponga fin a la amenaza de corte de suministro. El gobierno ruso presiona a Ucrania, principal país de tránsito del gas destinado a la UE, a pagar una deuda millonaria por suministros pasados y a aceptar un incremento en los precios del combustible.