"Ébola aumenta las ventas de trajes de protección bacteriológica en España"

Ébola aumenta las ventas de trajes de protección bacteriológica en España

Las empresas que realizan trajes de protección bacteriológica en España han triplicado las ventas de sus productos debido a la situación del Ébola en el país.

Traje de protección bacterial
Empresas en España que se dedican a realizar trajes de protección bacterial han aumentado sus ventas. (Foto: Twitter)

Empresas españolas que se dedican a la fabricación de equipos de protección bacteriológica han aumentado la venta de sus trajes por la situación del ébola en el país.

Las empresas españolas que fabrican equipos de protección vírica y bacteriológica han triplicado en las últimas semanas las ventas de Equipos de Protección Individual (EPI) a los hospitales tras el contagio de ébola de la auxiliar de enfermería Teresa Romero.

Javier Díaz, secretario general de la patronal española que agrupa a 80 empresas fabricantes de equipos de protección laboral y sanitaria ASEPAL,  confirmó que habido “un pico muy grande de pedidos, a raíz del caso español del ébola, aunque es cada empresa la que sabe cuántos trajes ha vendido”. Estas empresas también han visto aumentar considerablemente los pedidos de mascarillas, guantes, gafas y otros equipos de protección, incluso de personas particulares temerosas de un contagio, dijo el jefe de administración de la empresa FIC Suministros, Óscar Sánchez.

Hospitales y delegaciones del gobierno han sido los últimos clientes en demandar estos trajes de protección del personal sanitario que entra en contacto con pacientes con enfermedades contagiosas, en este caso el ébola. Respecto a la seguridad de los equipos de protección individual, Óscar Sánchez explicó que los equipos “no son reutilizables, son de usar y tirar en un caso tan extremo como este, pero para la industria química sí que pueden reutilizarse; todo depende de las circunstancias y el contacto”. El precio aproximado de cada equipo de buzo desechable es de unos 40 euros, sin contar el coste de otros elementos necesarios como guantes, ropa, piezas faciales y calzado.