"Bajo porcentaje de graduados en España afecta en el desempleo del país"

Bajo porcentaje de graduados en España afecta en el desempleo del país

El bajo porcentaje de graduados que hay en España afecta directamente al desempleo. Estudiar aumenta las probabilidades de encontrar trabajo en el país.

Bajo porcentaje de graduados en España afecta en el desempleo del país
El bajo porcentaje de graduados que hay en España afecta directamente al alto desempleo del país. (Foto: Pinterest)

España es uno de los países con menor porcentaje de graduados de Europa. De acuerdo a un informe de la Educación de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), solamente el 65% de la población entre los 25 y 64 años de edad han superado la Educación Secundaria Obligatoria en 2012. Esto afecta directamente en la alta tasa de desempleo del país.

No obstante, el porcentaje de jóvenes adultos que se matriculan en algún programa de educación formal después de terminar la educación obligatoria ha tenido un mayor crecimiento en los últimos años. En 2008, alrededor del 81 % de los jóvenes entre 15 y 19 años y el 21 % de los aquellos entre 20 y 29 años estaban matriculados en algún programa educativo; mientras que en 2012, estos porcentajes aumentaron al 86 % para los jóvenes de 15 a 19 años y al 28 % para los de 20 a 29 años.

Según el informe, en España más de uno de cada dos adultos (55 %) tienen el mismo nivel de educación, mientras que alrededor del 40 % tiene un nivel educativo superior al de sus padres, y el 6 % tiene un nivel educativo más bajo que al menos uno de sus progenitores. De igual manera, los hijos de padres con niveles educativos bajos tienen mayor peso en el acceso a la Educación Terciaria que los de otros países de la OCDE, y muchos de ellos acceden a estudios superiores aunque sus padres no lo hayan hecho.

En el país hay más de 73.000 puestos disponibles que no se cubren debido a que hay pocas personas con el título necesario para poder optar por el puesto. Un título de Educación Terciaria reduce las posibilidades de desempleo en España en un 55 %, un dato que sin embargo es mucho menor que en el promedio de los países miembros de la OCDE, que registran un 63 %, debido a las altas tasas de desempleo que sufre el país ibérico. En el año 2012, el 31,2 % de los adultos españoles con un nivel de estudios inferior al de Secundaria de segunda etapa estaban desempleados, por la media de la OCDE situada en el 13,6 %; mientras que los adultos con un nivel de estudios de Educación Secundaria de segunda etapa tenían una tasa de paro del 22 % (7,8 % en la OCDE).

El 14 % de los adultos españoles con Educación Terciaria estaba en paro, en contraste con el 5 % de la OCDE.