"Ana Patricia Botín afirma que defenderá la estrategia de diversificación del Banco de Santander"

Ana Patricia Botín afirma que defenderá la estrategia de diversificación del Banco de Santander

La nueva presidenta del Banco de Santander ha afirmado que continuará con la estrategia de diversificación que ha tenido el banco en los últimos años.

Ana Patricia Botín afirma que defenderá la estrategia de diversificación del Banco de Santander
El Banco de Santander continuará con su estrategia de diversificación, bajo la presidencia de Ana Botín. (Foto: Reuters)

La nueva presidenta del Banco de Santander ha afirmado que defenderá la estrategia de diversificación que ha tenido la institución los últimos años. Esto podría significar asumir riesgos en un entorno bancario cambiante y más regulado.

Ana Patricia Botín, quien ahora preside el mayor banco de la eurozona, tendrá que convencer a los inversores de que su nombramiento ha sido acertado, una decisión que se pondrá a prueba ante posibles movimientos de concentración en el mapa bancario mundial. Ella fue elegida con el apoyo “unánime” del consejo. Su puesto de presidenta hace que la dinastía Botín esté al mando del banco por cuarta generación.

El banco ha tenido un crecimiento exponencial en el mercado Europeo. Sin embargo, su presencia en el mercado en España ha disminuido. Esto se debe a que durante los seis años de crisis financiera española, Emilio Botín, mostró escaso interés por crecer en España. Actualmente el país ibérico representa el 14% de los ingresos globales del Banco de Santander. Este es el mismo porcentaje que el resto de Europa, a excepción del Reino Unido que representa el 20%. La filial británica, bajo la dirección de Ana Patricia Botín, sobrepasó a Brasil como el área más importante para el prestamista.

De acuerdo con Enrique Quemada, consejero delegado del banco de inversión OnetoOne Capital Partners, Ana Patricia querrá incluso ser más ambiciosa que su padre. Por lo que puede que en un futuro cercano la institución bancaria apostará de lleno por Estados Unidos. “El siguiente gran mordisco internacional podría ser Estados Unidos. Allá donde está Santander quiere tener una presencia significativa y en Estados Unidos tiene pendiente crecer más apostando por el crecimiento en banca comercial con la compra de redes de sucursales”, agregó.

Todo este proceso de consolidación se producirá además en un entorno regulatorio más exigente y donde el Banco Santander debe demostrar que no sólo pasa la próxima evaluación, sino que lo hace con buena nota. Según la encuesta, un 25 por ciento de los inversores creen que Santander tendría un déficit de capital y un 21 por ciento apuesta a que necesitará ampliarlo