"Teresa Romero realizará una demanda por las críticas recibidas"

Teresa Romero realizará una demanda por las críticas recibidas

Teresa Romero anunció que realizará una demanda legal, aunque no precisó contra quien, ya que siente que las criticas la atropellaron durante su enfermedad.

Teresa Mesa en el Hospital Carlos III-La Paz
Teresa Romero iniciará acciones legales debido a que sintió que las críticas la atropellaron durante su enfermedad. (Foto: Twitter)

Teresa Romero ha decidido emprender acciones legales y demandará por las críticas recibidas durante su enfermedad.

La auxiliar de enfermería española, que ha superado el virus del Ébola, recurrirá a la justicia para que investigue cómo se contagió, los comentarios que se hicieron sobre ella y el sacrificio de su perro ante el temor a que pudiera haberse contagiado.  Romero, de 44 años, ya no tiene carga viral en su organismo, pero debe permanecer todavía un tiempo en un hospital de Madrid para que se recuperen los órganos afectados por el ébola, por lo que ha hecho llegar ese mensaje a través de la portavoz de su familia Teresa Mesa. La portavoz afirmó que ha hablado por teléfono con la paciente y ha resumido en una frase cuál es su estado de ánimo: “Me siento atropellada”, aunque no detalló contra quién irá dirigida la acción judicial.

Después de que el 6 de octubre Romero fuera ingresada con los síntomas del virus, se extendió que el contagio pudo haberse producido porque ella se tocó la cara en un momento en el que accedió a la sala en la que trataba al misionero Manuel García Viejo, quien falleció el 25 de septiembre. Algunos políticos criticaron a Romero por lo que consideraban una negligencia por contagiarse, lo que causó una fuerte polémica en España y que sus propios compañeros de profesión salieran en su defensa. El marido de la auxiliar, Javier Limón, va a contratar un abogado para defender la “honorabilidad y dignidad” de su esposa. Romero está dolida por su perro, llamado Excálibur, al que las autoridades locales decidieron sacrificar, con el respaldo de un juez, ante el temor a que pudiera haberse contagiado también.  “Estoy todo el día llorando pensando en él”, le ha dicho la auxiliar a su portavoz.

Romero tiene dolores en todas las articulaciones, según Mesa, quien ha detallado que desconoce exactamente cuánto tiempo permanecerá la auxiliar en aislamiento. Mesa ha precisado que la paciente se está recuperando “muy bien”, su voz gana fuerza y tiene hambre.