"Sacerdotes detenidos en España por pederastia, noviembre de 2014"

Sacerdotes detenidos en España por pederastia, noviembre de 2014

Cuatro sacerdotes fueron detenidos en Granada, España, debido a posibles casos de pederastia. El arresto se dio luego de que un joven presentara una denuncia.

Ministro Jorge Fernández Díaz
El ministro Jorge Fernández Díaz informó sobre el plan contra el terrorismo yihadista. (Foto: Twitter)

La policía de España detuvo a cuatro sacerdotes luego de que un joven los denunciara por haber cometido el delito de pederastia. Las instituciones estatales afirmaron hoy, lunes 24 de noviembre de 2014, que el hecho aún se encuentra bajo investigación.

Los cuatro curas denunciados por un joven habrían cometido abusos sexuales en Granada. El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, informó que los arrestos fueron ordenados por el Juzgado número 4 de instrucción de Granada. Además de los detenidos, dicho Juzgado se encuentra investigando a 10 sacerdotes y a dos seglares por este caso.

Mientras el ministro afirmó que se trata de cuatro sacerdotes, otras fuentes de la investigación señalaron que los detenidos son tres curas y un seglar. El denunciante es un joven de 24 años de edad que escribió al papa Francisco una carta en la que narra los abusos sexuales a los que fue sometido por sacerdotes cuando era menor de edad, y el Pontífice le expresó su respaldo y le instó a denunciarlo ante la justicia española.

El ministro evitó dar los nombres de los detenidos y lugares donde fueron arrestados durante sus declaraciones a medios de comunicación, pues afirmó que se trata de “diligencias declaradas secretas”.  No obstante, afirmó que las autoridades siguen información del grupo de acusados desde hace tiempo, señalados como Clan de los Romanones dentro de la iglesia en Granada. Ante este caso, el Arzobispado de Granada retiró la semana pasada a un número indeterminado de sacerdotes y seglares de sus funciones. El arzobispo Francisco Javier Martínez pidió perdón por los abusos sexuales al postrarse frente al altar de la catedral.