"Primer caso de ébola en España es negativo"

Primer caso de ébola en España es negativo

Las pruebas realizadas al paciente que presentó el primer caso sospechoso de ébola en España dan resultados negativos. España no presenta ningún caso.

El paciente nigeriano que fue internado en un hospital de Alicante por el supuesto contagio de ébola da resultados negativos. (Foto: Twitter)
El paciente nigeriano que fue internado en un hospital de Alicante por el supuesto contagio de ébola da resultados negativos.

El paciente que llegó al Hospital de Alicante con síntomas muy parecidos al ébola fue internado como sospechoso portador de la enfermedad que ha sacudido al mundo, tras las noticias de la muerte de más de 1000 personas en África. Hoy, lunes 18 de agosto de 2014, devuelven los resultados de las pruebas realizadas al joven con resultados negativos. La noticia tranquiliza a las autoridades de salud que descartan que la enfermedad haya llegado a España, tras el negativo de este primer caso.

“Los exámenes médicos realizados en España a la primera persona presuntamente infectada por el virus Ébola desde la muerte del misionero español a principios de agosto en Madrid dieron negativo”, informa la agencia AFP.

El paciente de origen nigeriano ingresó el sábado al Hospital de Alicante Sant Joan. Los médicos lo aislaron y mantuvieron los cuidados específicos para tratar la supuesta infección de este virus letal y muy contagioso. En estos momentos se encuentra estable y en aislamiento por preocupaciones.

En España, ninguno de los casos detectados desde el inicio de esta epidemia había dado resultados positivos, hasta que el sacerdote Miguel Pajares, de 75 años, se convirtiera en el primer europeo muerto por esta enfermedad.

Varios centenares de personas rindieron homenaje el miércoles a las víctimas del ébola durante las exequias del sacerdote español.

El misionero había sido repatriado desde Liberia a Madrid algunos días antes y tratado en vano con el suero experimental estadounidense (ZMapp), que parece haber tenido resultados positivos en dos pacientes norteamericanos. Los restos del sacerdote, quien contrajo el virus en Liberia, donde trabajaba en un hospital religioso, fueron incinerados sin practicárseles la autopsia y la habitación que ocupaba desinfectada para evitar cualquier propagación del virus.

En cinco meses, la epidemia de fiebre hemorrágica Ébola declarada en África del Oeste, la más grave desde el descubrimiento de la enfermedad en 1976, ha provocado 1.145 muertes, según el último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dado a conocer el 13 de agosto.

En concreto, 380 personas fallecieron en Guinea, 413 en Liberia, 348 en Sierra Leona y 4 en Nigeria.

El virus que ha hecho que el mundo entero se encuentre en alerta no ha llegado aún al territorio europeo ni latinoamericano, pero por su rápida propagación todos los países cuentan con un plan de emergencia en caso se dé el primer caso positivo de ébola en los territorios.