"Mohamed VI, Rey de Marruecos, fue confundido con un contrabandista por la Guardia Civil Española"

Mohamed VI, Rey de Marruecos, fue confundido con un contrabandista por la Guardia Civil Española

El Rey de Marruecos, Mohamed VI, fue confundido con un contrabandista por la Guardia Civil Española cuando viajaba en una moto acuática por las aguas de Ceuta.

Mohamed VI, Rey de Marruecos, es confundido con un contrabandista por la Guardia Civil Española
El Rey de Marruevos (derecha) fue detenido por la Guardia Civil Española cuando viajaba en una moto de recreo cerca de las aguas de Ceuta. (Foto: Facebook)

La Guardia Civil Española confundió al Rey de Marruecos con un contrabandista. El hecho sucedió cerca de las aguas de Ceuta, en un control de rutina. El incidente sucedió el 7 de agosto recién pasado.

Ese día el Rey viajaba con dos lanchas de recreo y tres motos de agua cuando fueron detenidos por la Guardia Civil Española. El Rey inmediatamente preguntó: “¿acaso no sabes quién soy?”. Pero nadie lo reconoció, hasta que se quitó sus gafas. El incidente no pasó a más pues la Guardia Civil se retiró del Yate real.

Mohamed VI quedó muy molesto por el incidente. Incluso llamó a Felipe VI para pedir una explicación de lo que había sucedido. Cabe mencionar que él en ningún momento alegó estar en aguas marroquíes, pero si argumentó que las autoridades de su país habían comunicado a las españolas que él iba a estar navegando cerca de Ceuta por esos días. Sin embargo la delegación del Gobierno desconocía dicha información.

Las aguas cerca de Ceuta y Melilla son muy utilizadas para ingresar inmigrantes o droga a tierras españolas, ya que dichas ciudades autónomas están situadas en territorio norteafricano. De igual manera las motos acuáticas son un medio común en las actividades ilegales acuáticas debido a las altas velocidades que pueden alcanzar y la facilidad de maniobra.

El 12 de agosto de 2014 se vio la avalancha más grande de inmigrantes en las costas andaluzas. Hasta 920 inmigrantes desembarcaron, mientras que unos 80 ingresaron por la valla de Melilla. Este hecho fortaleció la importancia de que la Guardia Civil Española sea rigurosa ante cualquier movimiento sospechoso en sus costas.