"Detalles del pederasta de Madrid, Antonio Ortiz Martínez"

Detalles del pederasta de Madrid, Antonio Ortiz Martínez

Los detalles de Antonio Ortiz Martínez, el pederasta de Madrid que fue arrestado ayer en Santander, fueron presentados por el Ministro del Interior del país.

Detalles del pederasta arrestado en Madrid, Antonio Ortiz Martínez,
El Ministro del interior presentó los detalles del supuesto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz Martínez. (Foto: Twitter)

El Ministro del Interior, Jorge Fernández, ha presentado los detalles del supuesto autor de los crímenes pederastas en Ciudad Lineal. El sospechoso fue arrestado ayer en Santander.

El hombre se llama Antonio Ángel Ortiz Martínez y tiene 42 años de edad. Trabajaba comprando y vendiendo vehículos usados o material informático. Debido a su trabajo tenía que estar viajando constantemente, lo que le ayudaba a encubrir sus fechorías. Anteriormente había trabajado en una empresa que cobraba a morosos. Entre sus pasiones se encontraba el fisiculturismo y las artes marciales. En su cuenta de Facebook se podía observar varias fotografías de sus músculos. El sospechoso se había separado de su mujer, con quien nunca tuvo hijos.

La policía lo ha descrito como un peligroso depredador sexual cuyos instintos habían empeorado durante el mes de agosto. El sospechoso ya había cumplido una condena de siete años, durante la década de los años 90, por agredir sexualmente a una niña menor de seis años. Sin embargo, sus antecedentes penales no solamente incluyen ese hecho delictivo: secuestro, robos con violencia, robo con fuerza, delitos de violencia de género y agresión sexual a menores son los delitos por los que ha sido procesado. Por esta razón conocía todos los procedimientos policiales y las técnicas forenses. Desde su arresto, ha demostrado una actitud desafiante.

Antonio Ángel Ortiz  es acusado de cinco agresiones sexuales y tres tentativas. Se encontraba refugiado en la casa de sus tíos en Santanter desde que la gran alarma social se desató por sus raptos y agresiones en la capital. En Santander no se relacionaba con nadie, aunque de vez en cuando salía a la acera a fumar cigarrillos. También frecuentaba un bar cercano.