"Criminales de guerra durante el franquismo no serán entregados por España"

Criminales de guerra durante el franquismo no serán entregados por España

España anuncia que no entregará ni extraditará a los posibles criminales de guerra durante el franquismo cuya detención fue solicitada por la Interpol.

Criminales franquistas
España rechazó la solicitud de detener y extraditar a posibles criminales de guerra durante el franquismo. (Foto: Twitter)

España ha decidido rechazar la solicitud de la Interpol de detener a 20 supuestos criminales de guerra durante el franquismo, por lo que no serán entregados a las autoridades argentinas.

El ministro español de Justicia, Rafael Catalá, aseguró que España denegará la entrega a Argentina de veinte altos cargos acusados por la justicia de este país por crímenes en los años 70. Además, añadió que los eventuales delitos están prescritos en España y son anteriores a la Ley de Amnistía. La Interpol solicitó a España la detención preventiva con fines de extradición de dos decenas de acusados por la justicia argentina en una causa por crímenes del franquismo, entre los que figuran los exministros Rodolfo Martín Villa y José Utrera Molina.

El ministro de Justicia dijo a la prensa en el Congreso de los Diputados que con los antecedentes que existen en la Audiencia Nacional por hechos similares “la resolución será muy equivalente”, es decir, “denegar la entrega porque son delitos prescritos en España, donde además hay una Ley de Amnistía”.

Catalá se refirió a los casos previos del expolicía Juan Antonio González Pacheco y el exguardia civil Jesús Muñecas Aguilar, cuyas extradiciones fueron rechazadas por la Audiencia Nacional. No obstante, el titular de Justicia apuntó que “habrá que estudiar la orden” de detención de Interpol, que aún no conoce, si bien la decisión final corresponderá a la Audiencia Nacional así como al Ministerio del Interior.

La sección argentina de Interpol solicitó a Madrid datos de identificación de los acusados, como requisito “indispensable” previo a la emisión de una orden de “captura internacional en forma completa” para que puedan ser interrogados por la jueza de la causa, María Servini.
Entre los reclamados está Martín Villa, que fue ministro de Relaciones Sindicales entre 1975 y 1976 tras ocupar cargos de responsabilidad en el franquismo, por su eventual responsabilidad en la muerte en Vitoria, en marzo de 1976, de cinco trabajadores en una acción policial.